El océano azul se define como aquel espacio perteneciente al mercado y que aún no ha sido utilizado o explotado, y que por consiguiente generará una oportunidad para el crecimiento rentable, que tiene muchas ventajas.

Representa a las ideas que buscan crear mercados que no aparezcan en la actualidad y que, por lo tanto, son viables debido a que son oportunidades de generar un crecimiento rentable a futuro; por lo general, estos nacen a partir de los océanos rojos.

Los cuatro principios básicos de todo océano azul son:

1.- Crear nuevos espacios para el consumo.

2.- Centrarse en la idea global, no en los números.

3.- Conocer más allá de la demanda existente.

4.- Asegurar la viabilidad de la estrategia.

  1. Crear nuevos espacios

Este proceso busca crear el océano azul, es decir, negocios innovadores, originales, que permitan a futuro ocupar un lugar en el mercado que genere la suficiente rentabilidad.

No se trata de generar ideas y probar; La principal característica es «establecer un proceso estructurado que amplíe los límites del mercado tal y como se conciben hoy en día»

Existen varios caminos para llegar a este punto:

  • Las empresas no solo deben luchar con la competencia, sino con aquellas empresas que generan productos sustitutos. Por ejemplo, restaurantes, cines, incluso almacenes de ropa; todos cumplen la función de atraer al consumidor pero de diferente maneras.

Las empresas por lo general, se fijan en luchar contra los competidores directos, dejando de lado aquellos que indirectamente crea alternativas para el consumidor. Por tanto, es importante estudiar qué hacen las industrias alternativas.

Imagen1zdfh

  • Entre las empresas pelean el liderato del segmento de mercado o clientes; Compañías de alto rango pelean entre sí, dejando de lado a empresas más pequeñas, que también les generan competencia. Es importante estudiar los distintos segmentos estratégicos que forman parte del mercado, abriéndole la puerta a mayor cantidad de clientes.
  • En ocasiones, sustituir el grupo objetivo al que se dirige la oferta de la empresa puede funcionar; Modificar la estrategia convencional puede permitir que haya una expansión en el mercado.
  • Estudiar y entender qué pasa antes, durante y después de utilizar un servicio o producto, es también un camino para la creación de una estrategia de océano azul.
  • La competencia no se mide sólo en precio y utilidad que el producto o servicio brinda al cliente, sino crear nuevos espacios en el mercado apelando a sentimientos y emociones del consumidor puede generar estrategias que funcionen como nunca se había visto. Cirque Dú Soleil es una muestra de esto.

Este tema se concluirá en la siguiente entrega;  cualquier colaboración es bienvenida.

Raúl_Sánchez Vazquez

Raúl Sánchez Vazquez

De nacionalidad mexicana,  es licenciado en administración por la Universidad Nacional Autónoma de México. Con una especialidad en Habilidades Docentes por la Universidad Tecnológica de México, ha sido catedrático de la carrera de Administración y Ciencias sociales del UNITEC, YMCA y UVM, por mas de 18 años. Conferencista en varias temas de coaching de negocios, también ha liderado las áreas de comercialización, relaciones públicas y mercadotecnia, en diferentes empresas de tecnología y servicios a nivel nacional  e internacional.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s